www.remember-chile.org.uk

PORTADA

Pinochet para principiantes

La dictadura por dentro

Testimonios

Declaraciones

Noticias

Comentarios

Actividades

Enlaces

ENGLISH
Cartas
-
Búsqueda
-
Comuniquese con nosotros
ESPAÑOL

COMENTARIOS
  


 
EL TEMA CLAVE: PINOCHET Y LOS DERECHOS HUMANOS

11.2.00

El País

Crónica de una claudicación moral
El Gobierno español ha abandonado la causa jurídica española, mostrando que carece de una firme convicción de que la defensa de los derechos humanos reviste mayor importancia que el deterioro contingente de las relaciones con Chile. Esa falta de convicción moral para defender el concepto de justicia universal ha desembocado en una seria claudicación moral.

16.1.00

Exclusivo para Remember-Chile

Pinochet mas derrotado que nunca. Rasmus Sonderriis.
Desde Santiago este periodista danés opina que si Pinochet regresa, lo hará a un país que, durante su ausencia, ha cambiado profundamente en el terreno político, judicial y psicológico.

14.1.00

El País

El mundo civil ya ha condenado a Pinochet. Antonio Tabucchi.
El arresto de Pinochet es una primera afirmación de un derecho internacional que nos hace esperar que en el futuro los responsables de genocidios, masacres, limpiezas étnicas, torturas sistemáticas y otros crímenes contra la humanidad dejen de sentirse libres e intocables.

27.9.99

El País

El general en el laberinto. Carlos Castresana Fernández.
El fiscal Castresana comenta sobre el fallo de los Lores y afirma: El proceso Pinochet se ha convertido en un referente para la protección universal de los derechos humanos, por encima de la voluntad de los Gobiernos. Quienes reivindican en esta oportunidad la soberanía de Chile para que Pinochet regrese a su país sin ser juzgado, deberían reflexionar previamente acerca del contenido efectivo de la soberanía de los Estados. Sabemos cuál es su significado para muchos países en desarrollo: convertir los sistemas políticos en donde la igualdad ante la ley es pura ficción. Hoy la impunidad empieza a desvanecerse. Por primera vez los jueces chileno han asumido que su ley interna les permite hacer lo que hasta ahora resultaba impensable: administrar efectiva justicia, proteger a las víctimas y exigir responsabilidades a los culpables de crímenes execrables que permanecían impunes. La extradición de un ex jefe de Estado por crímenes contra la humanidad en aplicación de la jurisdicción universal no conoce precedentes. Pero si queremos que el derecho internacional se desarrolle y se convierta en un instrumento eficaz de protección de los derechos humanos, tenemos que dejar nacer a esos precedentes. La suerte y la esperanza de muchas personas está en juego.

26.9.99

El País

La guerra perdida del general Pinochet. Ariel Dorfman.
De todas las batallas de su vida, hay una que el general Pinochet ya no tiene la menor posibilidad de ganar. No me refiero a la batalla por evitar su extradición a España como responsable de tortura y genocidio. Sea cual fuere el resultado del procedimiento judicial, el general ya ha perdido una contienda considerablemente más crucial, la lucha por el modo en que su nombre habrá de morar y permanecer en el vocabulario de los pueblos, el sentido universal que se le otorgará en adelante y para siempre a las duras sílabas de su apellido. El general Pinochet ha perdido la batalla por controlar el lenguaje del porvenir.

 

ASPECTOS JURÍDICOS DEL CASO PINOCHET

19.3.00

Exclusivo para Remember-Chile

El cerebro del General. El informe de los médicos ingleses sobre la salud de Pinochet, catalogado por muchos como exhaustivo e incontrovertible, fue el instrumento que permitió al ministro Straw liberar al ex dictador. Un psiquiatra británico pone en evidencia las debilidades de ese informe y demuestra que sus conclusiones son erróneas.

8.3.00

El País

Anamnesis y 'efecto Lourdes'

16.2.00

El País

Las cuentas claras. Ariel Dorfman.
La detención de Pinochet, más allá de cuál sea el destino de su pobre cuerpo, es una gran victoria de la ética global y de la imaginación colectiva. No debemos dejar que nadie nos convenza de locontrario con argumen tos estériles y, finalmente, inútiles.

30.1.00

La Vanguardia

¿Ha perdido el juicio Pinochet?
La soberanía supone el derecho de cada Estado a poseer sus normas e instituciones. El derecho y las organizaciones internacionales, suponen una limitación de esta soberanía. La experiencia del caso Pinochet parece indicar que ninguno de estos dos enfoques puede triunfar sobre el otro, al menos de momento. ¿Por qué?

13.1.00

El País

¿Y la mente de Pinochet? Ariel Dorfman.
Hoy en el mundo hay miles de hombres viles que destruyeron la vida de sus semejantes, que violaron y torturaron, y que no podrán, a raíz del juicio contra Pinochet, viajar alegremente al extranjero, desde ahora en adelante están encarcelados dentro de los confines de su propio país.

27.11.99

El País

Un brindis por Pinochet. Ariel Dorfman.
Creo que toda mujer, todo hombre, todo niño, todo anciano, debido al mero hecho de nacer en este mundo, tiene el derecho, si ése es su deseo, de morir en su propia patria. El hecho de que el general Pinochet me negó a mí y a centenares de miles de chilenos esa posibilidad y que nos mandó a morir en tierras extrañas, o que ordenó mi detención y deportación por una segunda vez junto a mi hijo de ocho años, y la de tantos que nunca volvieron y están sepultados en comarca ajena… todo eso me convence aún más de que es un derecho fundamental de todos y cada uno de nosotros, hasta de los genocidas y los torturadores, pasar las últimas horas en su terruño. Dije: las últimas horas. No dije: los últimos meses o años.

17.11.99

El País

Pinochet y las razones humanitarias. José Bono Martínez.
El Presidente de Castilla-La Mancha afirma que enjuiciar a Pinochet es un acto de justicia que quizá sea evitado por un acto político: la decisión del ministro Straw de devolverlo a Chile por razones humanitarias. Comenta la petición del obispo de Canterbury al Ministro Straw que preste "atención a los aspectos personales del caso y muestre compasión", añadiendo que hay miles de aspectos personales que implican la memoria de los miles de asesinados y desaparecidos que produjo Pinochet.

18.10.99

El caso Pinochet. Mario Vargas Llosa.
La importancia del caso Pinochet es, precisamente, que sienta un precedente para acabar con la impunidad de que hasta ahora han gozado sinnúmero de tiranuelos y sátrapas, que, luego de perpetrar sus fechorías y pillar la hacienda pública hasta amasar cuantiosas fortunas, se retiraban a disfrutar de una vejez magnífica a salvo de toda sanción… Hay quienes argumentan que en vez de disuadir a futuros dictadores, el acoso judicial a Pinochet va a incitar a los que ya usurpan el poder a atornillarse en él, a no cometer la imprudencia que cometió el ex dictador chileno abandonando un gobierno que lo hacía invulnerable a las sanciones. Quienes eso piensan, tienen una idea arcangélica de los dictadores, pues creen que estos se retiran del poder porque un día se vuelven buenos o demócratas… La verdad es que nunca en la historia un dictador ha dejado de serlo por voluntad propia…

14.10.99

El País

Pinochet. Jaime García Añoveros.
Pinochet no se enfrenta a la justicia por haber sido dictador, por haber dado un golpe de Estado, por hacer política económica liberal o por ser de derechas. El senador se encuentra en estos apuros, única y exclusivamente, por haber utilizado unos modos de acción política inaceptables por gente decente, y que son el genocidio y la tortura. Es el primer caso notorio de un sentir que se ha traducido en medidas jurídicas nacionales e internacionales para reprimir el uso, también por gobernantes, de métodos de acción que repugnan a la sensibilidad de la gente de bien.

10.10.99

El País

Matar por salvar al mundo. Santos Juliá.
La tendencia del poder judicial a extenderse a la clase política ha roto, por una iniciativa del juez Baltasar Garzón, las sacrosantas fronteras de la soberanía nacional. Actuando como instructor de una causa penal, sin invadir terrenos que no le competen, el juez Garzón ha mostrado que en el orden democrático extendido durante la última década como único y universal horizonte de la política, la acción de la justicia puede tener profundos efectos políticos. Sin duda, la expansión del poder judicial, ahora ya un poder sin fronteras, es uno de los asuntos clave de las democracias de nuestro tiempo y, como todo cambio crucial en la relación entre poderes del Estado, sus efectos son todavía difíciles de predecir y no todos como para echar las campanas al vuelo.

9.10.99

El País

Alegato contra la tortura en Bow Street. Diego López Garrido.
Pana el jurista López Garrido, Pinochet no teme tanto una condena que para los ciudadanos corrientes ya está pronunciada, desde una perspectiva moral. Como dice Albert Camus, para quien ha ostentado poder lo que da pavor no es tanto la condena como el juicio. Lo que Pinochet y su entorno social no desean es el juicio público. Pero esto es precisamente lo que nos importa. Que la razón de Estado no aplaste los derechos humanos nunca más, y que el enjuiciamento que tantas personas esperan desde hace tantos años abra una investigación y reparación definitiva sobre una de las mayores afrentas y fuente de dolor del siglo que tan elocuentemente finaliza. Lo hace intentando acabar con la peor locura de la in-civilización: la tortura. Ayer se realizó un magno alegato contra ella en Bow Street, con un fallo tan sencillo como eficaz.

7.10.99

El País

Transición chilena y 'transición mundial'. Prudencio García.
Prudencio García, consultor internacional de la ONU e investigador del INACS, argumenta con contundencia contra la defensa legal de Pinochet. Por ejemplo, ante el aserto de que "Él no torturó. Fueron otros quienes lo hicieron", arguye que tal argumento hubiera servido para exculpar tanto a un Hitler como a un Stalin, quienes probablemente tampoco necesitaron torturar a nadie con sus propias manos. Se trata del jefe máximo de un Ejército sometido al principio de obediencia debida, que, de hecho, se traduce en una obediencia total. En ciertos casos excepcionales, el militar chileno puede, teóricamente, objetar una orden de su superior, pero si éste la mantiene, el subordinado la tiene que cumplir (artículos 334 y 335 de su Código de Justicia Militar). Ello se traduce, en la práctica, en una capacidad ilimitada del jefe para dar todo tipo de órdenes, legales o no, y en una obediencia absoluta del inferior, según los hechos han demostrado con incontestable rotundidad.

4.10.99

El País

Otras caras del caso Pinochet. Andrés Ortega.
El riesgo de este caso es que una parte del mundo vea esta justicia como la de los Estados grandes contra otros más pequeños, que aunque sea contra dirigentes que torturan o asesinan, sigue siendo selectiva. El caso Pinochet ha puesto de relieve la necesidad de una justicia mundial propiamente estructurada, la que se pretende con la Corte Penal Internacional (CPI), cuyo estatuto se firmó en Roma un año atrás y que debería entrar en vigor con el nuevo siglo. ¿Lo ratificará ahora Chile, que lo firmó antes de la detención de Pinochet?

30.9.99

El País

Pinochet y los realistas. Josep Ramoneda.
El procesamiento de Pinochet introduce en las relaciones internacionales la idea universal de justicia, cercenada por la soberanía de los Estados. La soberanía nacional no es un valor ilimitado. Y cada vez lo será menos. Hay delitos que no tienen patria, aunque casi siempre se cometan en nombre de la patria. Son delitos que atañen directamente a la dignidad del hombre y que, por tanto, conciernen a la humanidad entera. Por ejemplo, los de Pinochet. Actuar contra ellos es reconocer el carácter universal de la justicia por encima de coartadas soberanistas o multiculturalistas. Si Chile no era capaz de juzgar al dictador, es irreprochable que quien legalmente pueda hacerlo lo haga. Entrar en el argumento soberanista es llevar la batalla al terreno ideológico que Pinochet quiere. Si pretendió legitimar el terror en nombre de la patria, ahora quiere justificar su exculpación en nombre de la patria.

28.9.99

El País

El general Pinochet se apunta al deshonor. Miguel Ángel Aguilar.
Miguel Angel Aguilar, ex director de la Agencia EFE, recuerda su entrevista con Pinochet en 1987 y reflexiona sobre el deshonor militar del viejo general que hoy implora clemencia por razones humanitarias. Toda esa historia su estado de salud resulta penosa. ¿De cuándo acá un general que se respete a sí mismo puede permitirse salir por la puerta de la conmiseración social? Todo el fingimiento médico de las notas diplomáticas está siendo argüido con el intento de sorprender la buena fe del gobierno británico. Se confirma así que Pinochet es incapaz de dar la cara y de asumir sus gravísimas e intransferibles responsabilidades, mientras los que fueron subordinados a sus órdenes se enfrentan a las reclamaciones judiciales en Chile. Se revela como un fantoche sin agallas que, ajeno al código del honor de la profesión militar, se abraza a la indignidad.

 

REACCIONES ANTE LA DETENCIÓN DE PINOCHET

Chile

29.1.00

El País

Chile, treinta años después. María Isabel Allende Bussi.
La hija de Allende pide que el estado de salud se dé a conocer, y que es inexplicable que no se haya consultado a psiquiatras ni atendido las objeciones de Amnistía Internacional. Resoluciones de tanta envergadura se deben adoptar con la intervención de tribunales y con mayor transparencia.

15.1.00

El País

Ejército chileno y 'caso Pinochet'. Prudencio García.
El autor, coronel del Ejército (R) y consultor de la ONU analiza las consecuencias sociales, morales y culturales que el caso Pinochet ha tenido para el Ejército chileno. Ahora saben que sus métodos de "lucha antisubversiva" son para el mundo: "los delitos más graves que jamás conoció un tribunal inglés."

14.1.00

El País

Pobre Chile, es tu cielo azulado... Luis Sepúlveda.
El autor se pregunta ¿Un juicio a Pinochet en Chile, con esa justicia que a 24 horas de aparecido el Libro Negro de la Justicia Chilena, encarceló al editor, al gerente de la editorial, y obligó a su autora, Alejandra Matus, a buscar asilo en los EE.UU.?

17.11.99

El País

A la espera. Ariel Dorfman.
En opinión de Dorfman, los chilenos deben encontrar el modo de enjuiciar ellos mismos al General. Si lo devuelven a Chile, será una exigencia que nadie podrá ignorar. "Nuestro gobierno democrático ha asegurado que hay condiciones para juzgarlo en nuestras cortes: si quedara libre, seríamos el hazmerreír del planeta. Pero hay otro juicio que no depende de la voluntad del gobierno. Es el juicio más doloroso: enfrentar al tirano en nuestra conciencia, en la corte interior de cada chileno. Es una tarea pendiente que hay que realizar sea que lo manden a Madrid o lo dejen libre. La responsabilidad última tiene que ser nuestra. O nunca nos saldremos de la oscura órbita en que el general Pinochet nos tiene sujetos, la oscura órbita de su recuerdo y su poder en la que seguimos atrapados."

29.9.99

El País

Las bacinicas de don Casimiro. Jorge Edwards.
Recordando la historia de las relaciones entre Chile y España, es escritor y ex diplomático chileno Jorge Edwards aboga por una mejor comprensión de la conducta del Gobierno de Chile frente al caso Pinochet, en particular de la actuación del ministro de RR.EE. Gabriel Valdés. "Somos un país discutidor, discrepante, que desconfía casi por principio de toda forma de oficialismo. Pero sé ponerme en el lugar de Valdés y estoy convencido de que sus reacciones no se deben a que tenga una pistola colocada en el pecho. Esto es un perfecto error. Y no hay que hacerse la menor ilusión. El entredicho de ahora es grave, de consecuencias largas y costosas." "Hay que juzgar, estoy de acuerdo, pero hay que entender. Y no hay, por encima de todo, que perder los estribos."

27.9.99

El País

Franco y Pinochet. Jordi Solé Tura.
"Unos meses antes del referéndum de 1988 tuve la ocasión de visitar Chile por primera vez, invitado por varias instituciones académicas. Durante dos semanas dicté varias conferencias, me entrevisté con representantes de todos los partidos de la oposición, hablé con altos representantes de la Iglesia, y me reuní con directivos del Colegio de Abogados de Santiago y con las autoridades de distintas Universidades. Cuando pasé el control de entrada en el aeropuerto no había ninguna ficha con mi nombre. Cuando salí, quince días después, ya estaba fichado." Solé Tura, político español, inicia así su reflexión sobre las similitudes y diferencias entre los procesos de transición política español y chileno, a propósito del caso Pinochet.

España

08.10.99

El País

¿Hasta cuándo? Javier Pérez Royo.
La carta enviada por el fiscal inglés, señor Gibbins, a la Audiencia Nacional dice textualmente que "una parte del Estado español da órdenes que parecen estar en conflicto con otra parte del Estado". ¿Hasta cuándo vamos a tener que soportar los españoles que se nos humille de esta manera? ¿Qué crédito puede tener un país de cuyo Gobierno se pueden decir estar cosas públicamente? ¿Cómo puede dudar nadie que el Gobierno tiene un doble lenguaje si el mismo día en que el portavoz del Gobierno desmiente la información acerca de la gestión de dos funcionarios de Exteriores ante la fiscalía británica dicha gestión es confirmada por escrito por dicha fiscalía? El caso Pinochet está dejando de ser el caso Pinochet para convertirse en el caso José María Aznar…

 

LOS EE.UU Y EL CASO PINOCHET

   

 
CHILE

10.3.00

El País

Chile, de nuevo lo viejo.
Si con el retorno de Pinochet se pretendía consolidar la democracia en Chile, el resultado es que aparece seriamente amenazada. Las FFAA están con Pinochet, no con el poder civil. Con su exhibición de fuerza han anunciado que no se toque ni al general ni a la institución. Se sienten por encima del Gobierno y de la justicia, y se enfrentan a un gobierno débil o indeciso.

Hasbún y Pinochet: el mal cura y su falso mesias

 

Inicio